Con la compra de Avon por parte de Natura, surge gigante con ventas anuales de US$ 10.000 millones.

La fabricante brasileña de cosméticos Natura cerró este viernes la compra de la estadounidense Avon, una operación que da luz a la cuarta mayor empresa de belleza del mundo.

Tras la compra de Avon, cuyo monto se mantiene en reserva, la sociedad denominada Natura & Co o Natura Holding reorganizará su equipo directivo con base en sus cuatro unidades operacionales (Avon, Natura, The Body Shop y Aesop), cada una de las cuales contará con un presidente ejecutivo, según informó la compañía desde Brasil.

Natura, fundada en 1969, es la mayor fabricante y comercializadora de cosméticos de Brasil y está presente en diversos países, como Colombia, Argentina, Chile, Francia, Estados Unidos y el Reino Unido, entre otros.

Como consecuencia del cierre del negocio, Avon anunció ese mismo día la salida de su director general Jan Zijderveld. Avon, con sede en Londres, concluye así una tradición de 130 años en el mundo de los cosméticos y la belleza.

Natura Cosméticos anunció en mayo la compra del fabricante de cosméticos estadounidense, operación que da origen al cuarto grupo mundial de productos de belleza, con una capitalización de 11.000 millones de dólares, detrás del francés L’Oreal, el estadounidense Procter & Gamble y el anglo-holandés Unilever.

En 2017, Natura adquirió la marca británica The Body Shop al gigante L’Oreal.